domingo, 13 de septiembre de 2009

Sobre la conciliación laboral

Es un artículo escrito por una amiga. No tiene desperdicio, disfrutadlo. Cada vez somos más mujeres concienciadas de la verdadera feminidad. Gracias Mónica

Hola a todas:
La verdad es que el tema del anterior post me obliga a hablar. Siempre me he tenido por progresista e incluso feminista, pero ahora creo que el feminismo y los supuestos movimientos de igualdad no son más que una pantomima creada por el sistema capitalista y los medios de producción (entre los que incluyo a los gobiernos) para esclavizarnos a nosotras y a nuestros hijos. Cuando escucho el mensaje tan simple, antihumano y mercantil que el gobierno socialista reproduce en boca de sus ministras, me preguntó cómo hemos podido llegar hasta allí. Conozco la historia de España, la represión fascista de la dictadura, la nula consideración de la mujer más allá de la mera procreación en aquellos años, el aliento de la iglesia a la maternidad como un modelo sacrificado para atar de pies y manos el impulso, la energía, la creatividad y el talento de millones de mujeres. Entiendo que vivo en un país en el que las mujeres debían disfrazarse de hombres si querían ir a la Universidad... hace sesenta años. El problema es que seguimos disfrazándonos de hombres más de medio siglo después. Si queremos hacer carrera profesional debemos olvidarnos de ser madres; si queremos dirigir equipos humanos, mejor usamos las capacidades directivas propias de ellos; si queremos ascender, mejor asumir sus valores... Las ministras son buen ejemplo de este modelo de estar en el mundo: mentes masculinas en cuerpos de mujeres que sacrifican la vida personal y familiar por el poder, la gloria, el ego, la ideología o lo que sea. No las juzgo por lo que hacen, solo me gustarían que no se diera por sentado desde los poderes públicos que todas hemos de pasar por ahi, ni que me tenga que interesar más un proyecto de ley, el ascenso laboral o el obtener beneficios a fin de año, que el que mi hija comience a pintar mariposas o salte a la pata coja.
Por esto, este gobierno es incapaz de ofrecer soluciones a la llamada conciliación familiar y profesional que, en verdad, debería llamarse, plan para hacer que trabajes más. Las soluciones de este gobiernos pasan por:
- crear guarderías de o a 3 años (aun cuando hay numerosos estudios psicológicos que advierten de que las guarderías no son buenas. Este punto puede no gustar a muchas de nosotras, pero es cierto y o se asume o seguiremos viviendo engañadas, queriendo creer que lo mejor para mi hijo es lo que me dicen y lo que todas hacen. Nada más lejos de la realidad y si no lee los trabajos de Jay Belsky, psicólogo de la Universidad de Londres. Te lo resumo: "Los niños son más agresivos, cuanto más tiempo pasan en las guarderías");
- ofrecer aulas matinales y prolongar la jornada escolar hasta las cinco o seis de la tarde, de forma que los niños de cinco, siete, diez años tienen jornadas de siete y media a cuatro o seis de la tarde fuera de casa, con actividades dirigidas por adultos, en un entorno no relajado (mira la entrada titulada "Deja que los niños se aburran")... lo más probable es que estos niños sean personas con baja autoestima, nula autonomía, capacidad de pensar y decidir mermada, y, no se asusten, tendrán más probabilidades de ser maltratadores o víctimas, etc... pero aqui solo nos preocupamos cuando cuatro adolescentes violan a una niña (que es un acto horrible de violencia) y nadie pone el grito en el cielo por el acto de violencia que podemos ver cada mañana a las siete cuando salen de casa bebés y niños hacia un lugar en el que serán encerrados durante todo el día (ocho, diez, doce horas) junto a otros niños al cuidado de un solo adulto, que bastante hace procurando que aprendan a escribir como para poder llenar el vacío, la incertidumbre y la inseguridad emocional de los veinte niños de su aula.
Cuando aprieta la amenaza de una gripe, la Ministra de Sanidad, en un acto de cinismo impresionante recomienda a las madres dar el pecho... ¡ya! ¿cuándo? ¿antes de las siete y media de la mañana o después de las ocho de la tarde? ¿por qué no dice realmente que los bebés no tienen el sistema inmunológico formado y no pueden ni deben estar en un aula con otros bebés y adultos que nos sea su madre de la que está mamando, sin que signifique un riesgo para su salud cualquier infección?
Personalmente opté por dedicarme a la crianza de mi hija. Dejé el trabajo, que era muy estresante, por cierto; dejé de recibir dinero, reconocimiento social; dejé aparcados proyectos personales y, desde entonces, casi cinco años después, recibo la mirada de felicidad de mi hija, su sonrisa abierta y sus ojos brillantes y curiosos. Ahora soy feliz,no solo por que ella lo es, sino porque he encontrado en la maternidad la forma de volverme Ser Humano. No tengo nada en contra de una madre que decide dedicarse a la vida profesional por encima de la familiar (aunque sí tengo mucho que decir sobre el vínculo que la mamá y el bebé van a formar), sobre todo si la decisión es meditada y hecha desde la consciencia. Tengo mucho en contra de las políticas de conciliación ¿podriamos imitar a los paises del norte de Europa de forma que pueda pasar, al menos, los tres primeros años de vida de mi hijo con él sin renunciar a mi dinero y la vida laboral a posteriori? ¿podría optar por el teletrabajo? ¿por jornadas reducidas sin que el sueldo sea mísero? ¿podría vivir en una sociedad en la que el valor que prevalezca sea el del cuidado al Ser Humano y no el cuidado del mercado y la economía?
Lo que no puedo entender es cómo las feministas no han caido en la cuenta del machismo ímplicito en las supuestas políticas de igualdad. No soy un hombre. Soy una mujer y mi útero y mis pechos sirven para dar vida y sostenerla y quiero hacerlo. Por encima de convenios colectivos, productividad, ideologías y progreso, quiero usar mi cuerpo de mujer como me de la gana sin que curas, jefes, políticos o ministras me impongan un modelo de estar en el mundo que, por cierto, suele responder a intereses mercantilistas. Gracias por sus políticas de conciliación e igualdad pero prefiero dedicar mi vida a la felicidad y la plenitud.

Puedes copiar este artículo, reenviarlo, imprimirlo o lo que creas conveniente.

Mónica de Felipe
http://grupomaternal.blogspot.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada