martes, 29 de septiembre de 2009

El gozo espiritual y la sabiduría
no son fruto de las posesiones,
sino de nuestra capacidad de abrirnos,
de amar más plenamente,
de movernos y ser libres en la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada