miércoles, 12 de agosto de 2009

Diario de una luna. 11 de agosto

Mi necesidad de recogimiento, de leer y de escribir ha hecho que hoy fuera más pesada la crianza.
En la noche que suele ser mi momento tampoco pude retirarme. Neith se agarró a mi teta, su manjar y ya no me soltó.
Me quedé dormida.
No cené.
No cubrir al menos en algo mis necesidades me hace estar cargada y pesada.
Juguetona con Sunie, le hago reir. Me gusta.
Sangrado normal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada