lunes, 3 de mayo de 2010

Carta de una actriz en metamorfosis

Como artistas estamos supuestos a representar papeles y adentrarnos en otras pieles. No obstante, como protagonista de “Metamorfosis Femenina” no descubrí quién era mi personaje ni cómo interpretarlo, sino que di con una problemática social que arropa el mundo y que mi personaje no es uno en particular sino una simbología de todas las mujeres que pasan por la maternidad.
Tanto, que encarnar este ser que se me ha asignado, lo que siento es una gran convicción por la causa para la que estamos trabajando con esta pieza. Una convicción que provoca rabia por la violación de derechos a la mujer durante los procesos de parto, pena por el gran desconocimiento entre las masas sobre cómo deberían venir al mundo los futuros manejadores de nuestros países y sorpresa ante cómo esos primero segundos de una vida en el mundo marcan las sociedades.
Soy una mujer joven y nunca he estado en cinta, por lo que mi estudio de personaje fue uno amplio, desde hablar con mujeres que han pasado el proceso y empaparme de cuanto entendí prudente sobre el tema. Como parte del “trabajo de mesa” de esta producción, fuimos expuestos como elenco a una serie de documentales y videos del parto que nos sumergieron en un mundo que parecería ser ajeno a la realidad en que vivimos.
Lo cierto es que los métodos tradicionales de la medicina moderna lo que ha hecho es violentar el acto puro de dar a luz. El nacimiento se ha convertido en un negocio, como una fábrica, donde los partos son organizados por hora y fechas en que deben suceder para beneficiar “las ganancias” y maximizar el tiempo. La mujer tiene que acomodarse a tratamientos violentos, medicamentos innecesarios y tratos impersonales sin que se les explique por qué y para qué están violentando su cuerpo.
Es conmovedor ver como con educación y orientación se pueden promover métodos orientados a humanizar ese maravilloso momento del alumbramiento y es necesario que se visibilicen esfuerzos como el de Mujeres Ayudando a Madres (MAM) con esta pieza para alzar la voz contra la intransigencia y que se sepa de una vez y por todas que nacer no debe ser un lucro para nadie porque si no nacemos, y nacemos en armonía, pronto no habrá lugares no violentos donde vivir.

Viviana Torres Mestey
Actriz de la pieza “Metamorfosis Femenina”
Producida por Mujeres Ayudando a Madres
Para celebrar el Día Internacional de la Partera y el fin de semana de las madres

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada