martes, 20 de abril de 2010

La lactacia y el VIH

Toda mujer embarazada que posea el VIH, al entrar al período de la lactancia deberá ser más cuidadosa.

En el proceso de la lactancia de madres infectadas, ellas no deben dejar de amamantar a menos que presenten alguna enfermedad alrededor de la zona de los pechos.

La higiene es un factor vital en la salud humana, y más en las madres con esta enfermedad ya que al no tener muchas defensas son propensas a adquirir algun virus. En el caso de la lactancia, los “fungis” u hongos, son virus que podrían afectarlas.

Pero para prevenir esto, en cada toma realizada al bebé se debe tener en cuenta las prevenciones. De este modo evitará la producción de estasis de la leche, mastitis u otra afección producida por el efecto del mal amamantamiento.

Las numerosas ventajas de la lactancia, sobrepasan el riesgo de la infección de VIH en el bebé a través de la leche materna de una madre VIH positiva. De este modo, el proceso de la lactancia en madres con VIH deberá ser igual de beneficioso para el bebé como para la madre.


¿Qué debe comer una madre con VIH durante la lactancia?
Una adecuada alimentación desde la gestación de una madre con VIH, hará que nutra y fortalezca al bebé.

Actualmente, el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) va incrementado su número de víctimas, y sigue representando un reto en la medicina mundial.

Por este motivo, en el caso de las madres que poseen este virus y se encuentran en la etapa del embarazo, deben asegurarse en mantener una dieta estricta.

Ésta deberá contener líquidos, a parte del agua, que sean sustanciosos, de igual modo alimentos ricos en proteínas y vitaminas. Una mujer embarazada con carencia de vitamina A, es más propensa a traspasarle al feto la infección del VIH.

Sin embargo, existen pequeños porcentajes de transmisión en grupos de mujeres de diferentes países, las que se pueden relacionar con el consumo de vitamina A y otros factores. Si la madre infectada lo requiere, visitar a un médico para recibir consejos sobre la alimentación del bebé en la lactancia, será altamente beneficiosa.

¿Se puede transmitir el virus del VIH de madres infectadas a sus bebés no infectados a través de la leche materna?
Una clara recomendación, brindada en el año de 1992 por la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), menciona que:

En los lugares donde las enfermedades infecciosas y la desnutrición son las principales causas de muerte infantil y la tasa de mortalidad infantil es alta, la lactancia debe ser la recomendación usual para las mujeres embarazadas, incluyendo aquellas infectadas con VIH.

Esto se debe a que el riesgo para los bebés de infectarse con VIH a través de la leche materna es quizás menor que el riesgo de morir por otras causas si no se alimenta con leche materna.

Conocer los mecanismos exactos que preveen sobre la transmisión de esta enfermedad de la madre al feto, no son acertadamente posibles.

La leche materna de una madre infectada, no es una vía exacta por el cual el virus traspase al bebé.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada