miércoles, 21 de abril de 2010

En tiempos de crisis, más lactancia materna

En http://www.elmundo.es/

19 de Abril 2010.- Los médicos, especialmente los pediatras, no nos cansamos de bendecir la lactancia materna, y esto no lo hacemos por manías, sino porque cada día se conocen mejor las ventajas de la leche de mujer.


Ésta es un alimento óptimo que no solo aporta todos los nutrientes para el desarrollo y crecimiento de los niños, también las defensas contra las infecciones y otras muchas enfermedades. Además, ahora acaba de conocerse, según un grupo de investigadores de la Universidad de Harvard, que el ahorro económico de la lactancia materna es muy importante, de miles de millones de dólares (unos 13.000 millones), si las madres norteamericanas ofrecieran a sus hijos solo seis meses de lactancia materna (Pediatrics, mayo 2010).

Este ahorro ha sido calculado por el costo de las enfermedades que se evitarían o disminuirían con la lactancia materna. Estas son intolerancias digestivas, infecciones muy frecuentes como catarros, otitis, neumonía y muchas más. La lactancia materna, por tanto ahorra costos sanitarios, siempre importantes, más ahora en tiempos de crisis económica, ahorra dolor, enfermedad y riesgo de secuelas a los niños y ahorra días de absentismo laboral a sus padres.

Por otra parte este alimento está siempre disponible, está caliente, limpio, libre de microbios y es ecológico porque no necesita sistema de extracción, envasado, almacenaje ni transporte. La mayoría de las mujeres que no consiguen amamantar a sus hijos y las que retiran el pecho prematuramente, lo hacen por desconocimiento de las técnicas adecuadas o por falsas informaciones relativas a las ventajas de la lactancia materna para sus hijos y para ellas mismas. Frases como 'mi leche no sirve', 'no tengo leche', 'mi leche es como agua', 'hijo no se agarra'o 'engo los pezones planos' no justifican la retirada de la lactancia materna porque existen técnicas adecuadas para obviar estos y otros problemas (Problemas al amamantar. En: "El gran libro de la Pediatría" (Jan Casado Flores. Editorial Planeta). Aunque muchas madres están predispuestas a amamantar a sus hijos durante los primeros meses de vida, porque la mayoría de ellas ya conocen las ventajas de la lactancia materna, son pocas las que continúan haciéndolo después de los seis meses de vida y muy pocas durante el segundo año.

Estas últimas se tienen casi que esconder para amamantar a sus hijos durante este segundo año de vida, cuando deberían mostrarse orgullosas de poder continuar ofreciendo a su hijo el alimento que le ayudará a crecer mejor, no más gordo, pero si más sano, tanto física como afectivamente.

Las madres que amamantan durante más tiempo son las más generosas, para los pediatras son el punto de referencia de lo óptimo en alimentación, porque la mayoría de las sociedades científicas pediátricas y de nutrición del mundo y la Organización Mundial de la Salud, recomiendas lactancia materna hasta los 24 meses de vida, no hasta los seis meses. Si con solo seis meses de lactancia materna se ahorran miles de millones de dólares y muchos sufrimientos de niños y padres, con dos años de lactancia materna es obvio que se ahorrará mucho más.

Si Vd. es madre o puede influir sobre ellas, no critique la lactancia materna después de los seis meses, apóyelo. Su país, su familia y, sobre todo su hijo, se lo agradecerá, y los pediatras también.



--------------------------------------------------------------------------------
Juan Casado es jefe de Servicio del Hospital Infantil del Niño Jesús y profesor de pediatría de la Universidad Autónoma de Madrid.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada