viernes, 9 de noviembre de 2012

Para todos los maestros... por el intento, por volver a conectar con la genuina vocación

MAESTRO Y ALUMNO DE TUS PERSONAJES, UN CAMINO A LA ARMONÍA EN “CLASE”

“Imagínate que te sientas frente a los personajes que interpretas en tu vida cotidiana y los observas sin ningún tipo de juicio, simplemente con la idea de conocerlos, de comprenderlos, de averiguar qué buscan con sus comportamientos, de preguntarte qué les mueve a crearte conflictos… Ahora, contémplalos desde el sentir de tu corazón, aprovechando su mirada amorosa y sabia.

Después de todo esto estás ya preparado para convertirte en su maestro, enséñales a amar la vida y a no temerla, a buscar sentido a su existencia, a encontrar sus dones, a mirar a los compañeros sin juicios … y tantas y tantas cosas que un maestro de corazón puede enseñar y despertar en sus alumnos.

Una vez formados, descubre en tu esencia los motivos por los cuales son compañeros de viaje en tu camino, dale sentido a su presencia en tu vida. Tal vez están ahí para que descubras tus sueños y...puedas cumplirlos …

Míralos con admiración, pasa tu vista sobre cada uno de ellos, siente como cada par de ojos te ilumina, te hace vibrar por dentro … es el momento en el que un auténtico maestro se doctora, convirtiéndose en un alumno más de la clase.

Comprendes que todos sois uno, porque compartís un solo corazón, a partir de ahora en vez de ir cada uno por un lado y hacer de la vida algo difícil y conflictivo, formaréis un equipo con coherencia, armónico, capaz de escuchar la melodía de los sueños, que habéis venido a disfrutar y a entregar a la vida… “

La Danza de la Vida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada