miércoles, 13 de octubre de 2010

Caza de brujas en Hungría

Por Andrea Anguera. http://blogelpartoesnuestro.com/

Como si estuviéramos en pleno siglo XV, la semana pasada en Hungría fue arrestada la ginecóloga y obstetra Agnes Gereb.
Agnes ha atendido más de 2.000 partos fuera del hospital, y con una tasa de mortalidad mucho menor a éstos, lleva más de 22 años luchando por normalizar y legislar el parto en casa en su Hungría natal. Aunque el parto en casa era normal en este país en 1984, en los últimos 20 años se ha demonizado y presentado como una opción irresponsable por parte de algunos profesionales médicos y los hospitales. Actualmente existe un vacío legal en Hungría, por lo que aunque el parto en casa no es ilegal tampoco está regulado. Agnes y muchas comadronas y asociaciones pro derechos de la mujer llevan más de dos décadas exigiendo a las autoridades repetidamente que regulen el parto en casa para que las mujeres que así lo deseen puedan elegir esta opción.
La respuesta, sin embargo, ha sido la contraria. En los últimos 10 años especialmente, las autoridades cada vez más han buscado excusas para detener, interrogar y principalmente intimidar a Agnes y otras comadronas para que no atiendan más partos en casa. Al carecer de argumento legal, nunca han podido hacer más que retirarle la licencia por un tiempo limitado o el tiempo que duran las “investigaciones”.
En este caso el arresto se debe a un parto donde Agnes llamó a una ambulancia porque el bebé necesitó ser resucitado, y aunque esto también hubiera sucedido en un hospital, y no está relacionado con la atención prestada por Agnes, las autoridades han visto en ella una oportunidad para acusarla de negligencia médica, y de ser exitosos, en un caso donde los testimonios clave se han “perdido” y las irregularidades se acumulan escandalosamente, llevarla a la cárcel por 3 años.
En pleno año 2010, donde el parto en casa es parte de las opciones que tienen la mayoría de las madres en la Europa moderna, y de hecho en varios países esta opción está cubierta por la seguridad social, es difícil creer que traten de meter presa a una profesional del parto con tantos años de experiencia y excelente récord de atención al parto, solo por el hecho de atender partos en casa.
Como medida de presión os solicitamos que escribáis a la embajada de Hungría de vuestro país exigiendo un trato justo y legal para Agnes y solicitando la legislación del parto en casa como una alternativa segura para el parto. No tiene que ser una carta elaborada, con un par de líneas es suficiente para hacerles saber que el resto del mundo está al tanto de la injusticia que se quiere cometer en Hungría, y esperemos que una vez más dejen a Agnes en libertad.
Enlaces donde puedes encontrar dirección postal o correo electrónico:

Si vives en España (en la parte inferior central de la página): http://www.mfa.gov.hu/kulkepviselet/ES/es/mainpage.htm
Si vives en Latinoamérica busca tu país en: http://www.mfa.gov.hu/kum/en/bal/missions/missions_abroad/embassies_consulates/america.htm
Entre las otras medidas que se han tomado están las manifestaciones pacíficas delante del ministerio de salud en Hungría. En la República Checa habrá otra el 14 de octubre delante de la embajada de Hungría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada