viernes, 8 de enero de 2010

Más sobre las mamografías

10 cosas que debemos saber antes de hacernos una mamografía
1. La mamografía no evita el cáncer del seno. No es un método de prevención sino una prueba para detectar el cáncer.
2. La mamografía usa radiación ionizante, una forma de rayos-X que puede causar cáncer y cuyos efectos sobre el cuerpo aumentan en la medida que se reciba más radiación. Cuanto mayor sea la dosis o el número de tratamientos de radiación recibidos durante el transcurso de la vida, mayor es el riesgo de llegar a tener un cáncer debido a la radiación. El mayor riesgo existe en las partes del cuerpo donde las células cambian rápidamente, como en el caso de los senos de las jovencitas.La ley sobre las normas de calidad para la mamografía (Mammography Quality Standards Act o MQSA) prohíbe dosis mayores de 3.0 miligray (mGy) o 0.3 rad por imagen. Actualmente, la dosis promedio que se aplica al obtener cada imagen es de 1.6 mGy (0.16 rad); estas dosis han bajado muchísimo desde el tiempo de los primeros mamogramas.
3. La calidad de los mamogramas para detectar el cáncer varía mucho, dependiendo de la edad y el mantenimiento del equipo de mamografía, de la capacidad del técnico de radiología que tome laradiografía y de los conocimientos del radiólogo que evalúe la imagen. Es importante que el centro de mamografía esté certificado por la Administración de Alimentos y Fármacos de EE.UU. (FDA, siglas en inglés). La MQSA requiere que todo centro de mamografía sea inspeccionado anualmente y que coloque a la vista la certificación concedida por una agencia acreditada por la FDA. Para saber si un centro de mamografía tiene esta certificación, pida que le muestren la certificación actual o busque el centro por código postal en esta página de internet www.accessdata.fda.gov/scripts/cdrh/cfdocs/cfMQSA/search.cfm*
4. Los mamogramas no siempre detectan el cáncer del seno—a veces dan resultados “falsos negativos”. Si el mamograma no detecta nada cuando de hecho existe un cáncer, al resultado se le llama falso negativo. En la práctica diaria, los mamogramas pueden dejar sin detectar a más de 1 de cada 4 tumores.
5. Los mamogramas no siempre son exactos—a veces dan resultados “falsos positivos”. Si el mamograma detecta algo en el seno que, después de hacer una biopsia para examinar el tejido, resulta no ser cáncer, al resultado se le llama falso positivo. Hasta 3 de cada 4 biopsias hechas después de encontrar algo en el mamograma resultan no cancerosas (benignas).
6. No se ha hecho ningún estudio sobre los benefi cios de la mamografía como método para detectar el cáncer del seno en mujeres menores de 40 años de edad. Por lo tanto, no hay evidencia que apoye su uso en este sentido con mujeres de esta edad.
7. Es posible que la mamografía no sirva para detectar el cáncer del seno en muchas mujeres menores de 50 años de edad, y concretamente en las que todavía tienen la menstruación.
Las mujeres que no han pasado por el cambio de vida (la menopausia) tienen senos más densos que las mujeres que han terminado la menopausia, lo cual puede dificultar la evaluación de los mamogramas de las mujeres menores. Por esta razón, las mujeres premenopáusicas deben ser informadas sobre la densidad de sus senos y el efecto que esto tiene sobre la posiblidad de obtener una imagen clara en el mamograma. De esta manera, ellas tendrán la información necesaria para decidir si desean seguir haciéndose mamografías de detección. Debido al riesgo de exposición a la radiación, junto con el alto número de resultados falsos negativos entre las mujeres en edad de tener hijos, la repetición regular de las mamografías de detección en todas las mujeres de este grupo podría hacer más daño que provecho.
8. Las mujeres de 40 años de edad o mayores que todavía tienen la menstruación y quienes se consideran de alto riesgo para desarrollar cáncer del seno deben consultar con un especialistadel cáncer del seno que les oriente sobre el mejor momento para la primera mamografía de detección.
9. Los estudios que se han hecho sobre los beneficios de los mamogramas de detección paramujeres de 50 a 65 años de edad son contradictorios. Algunos dicen que los mamogramas anuales no tienen ningún efecto sobre el número de mujeres que mueren de cáncer del seno. Otros dicen que se podría evitar hasta 1 de cada 3 muertes por cáncer del seno en este grupo de mujeres. Por eso, no está claro si la mamografía de detección beneficia o no a las mujeres de 50 a 65 años de edad.
10. No se ha hecho ningún estudio sobre los beneficios de la mamografía para detectar el cáncer del seno en mujeres de 65 años de edad o más.
*En España, actualmente, esta información no es accesible al público. www.bcaction.org/Pages/SearchablePages/SaberEsPoder

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada