domingo, 10 de mayo de 2009

- Ma, me es difícil sacar tiempo para el namajapa o para la meditación.
Tan pronto como me siento y permanezco inmóvil, entonces ocurren una docena de cosas que precisan mi atención.
Sri Ma sonrió comprensivamente y dijo:
“Supón que estás de pie junto a la orilla del mar y deseas adentrarte en el agua. ¿Puedes esperar hasta que cesen las olas?”

Sri Ma Anandamayi

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada