miércoles, 27 de mayo de 2009

Corren tiempos de cambio

10º DÍA MUNDIAL DE LOS DERECHOS DEL NACIMIENTO.-
CORREN TIEMPOS DE CAMBIO


Y en este caso los cambios no hablan de crisis.
Aprovechando que el día 7 de junio se celebra el 10º Día Mundial de las Derechos del Nacimiento promovido por la Plataforma Pro Derechos del Nacimiento y propuesto a la Organización Mundial de la Salud, quería felicitar, animar y agradecer a todos/as los/as profesionales que se dedican a facilitar el nacimiento a nuestros/as hijos/as.
Cuando voy al parque con mis pequeños, siempre es un buen lugar de encuentro, me gusta acercarme a las mamás que llevan carros con bebés muy pequeñitos; a veces charlo con ellas porque estamos deseosas de contar nuestra experiencia de parto, la experiencia más trascendental de nuestra vida, y otras veces sólo me acerco y escucho.
Me alegra oír cada vez a más mamás satisfechas, emocionadas y felices.
Sorprendidas por lo que sus cuerpos fueron capaces de hacer... porque “aguantaron” sin epidural dando lugar así a que se generaran los opiáceos endógenos necesarios; porque así acompañaron más despiertas y conscientes a sus bebés en su difícil travesía hacia sus brazos.
Y cuentan que les respetaron el periné, que no les cortaron la vagina, que no hubo desgarros, porque a la hora de parir les permitieron adoptar una posición acorde con lo que iba a pasar, con lo que sus cuerpos demandaban, permitiendo la deambulación y el movimiento libre de las caderas... como lo hacen todas las hembras mamíferas, como lo hacían nuestras abuelas y tatarabuelas. Sorprendidas de haberse vuelto salvajes y primitivas para parir a sus hijos... y les había gustado.
Se me alegran las entrañas porque cada vez se oye menos lo de “no me dejaron al bebé hasta el día siguiente porque era muy grande o porque era portadora de streptococo”. Ahora se facilita a la mamá estar en contacto con su bebé nada más nacer, se facilita la lactancia materna en la primera hora después del nacimiento para garantizar el éxito y la continuidad en el tiempo de la lactancia y se evita dar chupetes y biberones para no interferir.
Nuestro hospital ha reducido su tasa de cesáreas y además en algunos casos ya no se queda el bebé solo sino que es el papá el que recibe y se queda con el bebé mientras mamá sale del quirófano.
Gracias al equipo de profesionales que haciendo vanguardia permite y facilita el proceso fisiológico del nacimiento haciendo que la llegada al mundo de nuestros bebés sea amorosa y respetada.
Gracias por ayudarnos a las mamás y a los papás a traspasar tantos miedos y tantas inseguridades.
Agradezco también a las mujeres que cada vez seamos más conscientes de nuestros cuerpos, de su magia, de su poder y sabiduría para crear y dar la vida. Porque cada vez más mamás sabemos lo que queremos y cómo lo queremos en relación a dar a luz a nuestros hijos e hijas y eso facilita a los/as profesionales su labor.
Este cambio es cosa de todos y de todas, somos un equipo trabajando en un lugar privilegiado: el comienzo de la vida.
Quizás en un futuro no muy lejano el Hospital de Baza pueda ser declarado como “Hospital Amigo de los Niños”

....se hace camino al andar....

Mª José Mochón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada