martes, 11 de enero de 2011

Sangre sagrada

En ocasiones la echo de menos, esos días rojos de tanto poder, de mirarse dentro, de sentir el rojo deslizandose por la húmeda vagina. Ahora estoy bastante sequita.

Mis plantas también la echan de menos :P

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada