martes, 29 de septiembre de 2009

El rebelde. Tarot de Osho

La poderosa figura autoritaria de esta carta es, claramente, el maestro de su propio destino. Lleva en el hombro el emblema del sol y la antorcha que sostiene en la mano derecha simboliza la luz de su propia verdad ganada a duras penas.
Independientemente de que sea rico o pobre, el rebelde es realmente emperador porque ha roto las cadenas de los represivos condicionamientos y opiniones de la sociedad. Se ha hecho a sí mismo abrazando todos los colores del arcoiris, surgiendo de las raices oscuras y sin forma de su pasado inconsciente y desarrollando alas para volar en el cielo.
Su propia forma de ser es rebelde, no porque esté luchando contra alguien o contra algo, sino porque ha descubierto su propia naturaleza verdadera y está determinado a vivir de acuerdo a ella.
El águila es su animal espiritual, su mensajero entre la tierra y el cielo. El rebelde nos desafía a ser lo suficientemente valientes como para asumir la responsabilidad de lo que somos y vivir nuestra verdad.
El gozo espiritual y la sabiduría
no son fruto de las posesiones,
sino de nuestra capacidad de abrirnos,
de amar más plenamente,
de movernos y ser libres en la vida.

Madres insumisas

El concepto de “madres insumisas” no es mío sino de Isabel Aler, profesora de Sociología de la Universidad de Sevilla que las define como un nuevo movimiento social minoritario (todavía) pero altamente motivado que implica “un paso de la maternidad patriarcal a la maternidad alternativa”.
Esta profesora pronunció una conferencia hace unos meses titulada “Maternidad e insumisión” y se ha hecho muy popular en la red. Os resumo lo que más me ha llamado la atención de su discurso:
La profesora afirma que la maternidad es “un hecho social crítico” y que en los últimos treinta años ha habido una disminución drástica de las tasas de maternidad en un 50% y un aumento drástico del intervencionismo tecnológico en los procesos de concepción, gestación, parto y crianza de las criaturas.
Las madres insumisas han asumido el protagonismo en todos estos proceso y exigen ser “respetadas y no negadas”. Confían en la sabiduría de sus cuerpos para gestar, parir y criar a sus hijos y se enfrentan a los dictámenes del sistema sanitario que muchas veces actúa en alianza con los intereses del mercado (por ejemplo apoyando el biberón frente a la lactancia materna), y que establece cómo debe ser una madre adecuada.
Las madres insumisas se organizan para compartir su experiencia con otras madres y se movilizan social y políticamente para la recuperación del parto y de las formas de crianza natural.
Se han rebelado frente al modelo patriarcal de madre “resignada, sumisa, desautorizada y cargada de trabajo”.
La profesora también critica el feminismo actual, cuya lucha tanto ha contribuido a poner los pilares de una maternidad elegida y no impuesta, pero que ahora está parado ante el hallazgo de que ser madre no sólo no supone un lastre, sino que es una vía fundamental para la liberación de las mujeres y motor de cambio social .
Isabel Aler también tiene teorías muy interesantes sobre maternidad y trabajo que comentaremos en otro post y un documento de 55 páginas titulado “La transformación de la maternidad en la sociedad española 1975-2005. Otra visión sociológica” que analizaremo en el futuro.
Esto es un ejemplo más de cómo el discurso de maternidad políticamente incorrecto está creciendo cada día, organizándose, agrupando a intelectuales y autores expertos en crianza (Carlos González, Laura Gutman, Rosa Jové, …) y dando una salida a muchas madres (entre las que me incluyo) que sentíamos que debía existir algo más de lo que veíamos en la sociedad (no amamantar, no criar, guardería temprana, largas jornadas sin los bebés, dejar llorar, etc.).
Personalmente no me gusta el término “madres insumisas”. Lo asocio más a madres que se niegan a hacer la cena o algo así, pero a falta de otro mejor, lo acepto.
Por cierto, ¿quiénes son y dónde están los padres insumisos?

martes, 22 de septiembre de 2009

Lactancia materna, medicamentos y otras sustancias

He recibido algunas sugerencias para que escriba sobre las compatibilidades de ciertos medicamentos con la lactancia materna.
Si bien es verdad que en algún post ya decimos que se puede obtener información fiable y actualizada sobre este tema en http://www.e-lactancia.com/, realizaré aquí un resumen de lo más habitual pero que sigue generando dudas en las mamás.
Cualquier mujer puede ser capaz de alimentar a su hijo exclusivamente con su leche y las causas que contraindican la lactancia materna (algunas enfermedades, como puede ser el sida o medicamentos, como los tratamientos contra el cáncer.) son casi excepcionales, asegura el Comité de Lactancia Materna de la AEP. Y si surgen dudas. Los profesionales sanitarios cuentan una herramienta de gran utilidad para averiguar la compatibilidad de una medicación con la lactancia: la web e-lactancia.org creada por el servicio de pediatría del Hospital de Denia (Alicante).

Para empezar, decir, que el peor sitio para buscar información sobre lactancia es el prospecto del medicamento. Un autentico desastre. Casi todos los medicamentos advierten que hay peligro, que no se debe usar, que está contraindicado. No hay medicamento tan venenoso que, por tomar el pecho un par de días, le vaya a pasar nada grave al bebé. Si el prospecto no dice. "Haga testamento antes de tomar este medicamento" será que no es para tanto.

Muchas veces no encontrarás información sobre un determinado medicamento, y su medico tampoco encontrará nada en sus libros (si es que se molesta en mirarlos antes de cortar la teta de cuajo). En esos casos, lo mejor es ir a la fuente: Medline.
Medline es una gigantesca base de datos que contiene información sobre millones de artículos de revistas médicas publicados desde los años cincuenta. Cientos de revistas médicas en docenas de idiomas. La única pega es que está todo en inglés.
www.ncbi.nlm.nih.gov/entrez
O, simplemente, mete medline en google.

Sigamos relajándonos. Imagina que una de esas pastillas que tenemos que tomarnos se nos cae al suelo y su hijo la encuentra y se la traga ¿crees que con una sóla pastilla se va a intoxicar? Pues ahora imagina que, en vez de tragarsela, le da un lametazo, la esconde, al día siguiente le da otro lametazo... ¿sabes cuantos días tardaría en tomarse la pastilla? ¡Y aún vemos suspender la lactancia en caso de mastitis porque la cloxacilina pasa a la leche! Es más fácil morir ahogado en la leche, o aplastado por su peso, que intoxicado.

Sobre el alcohol.
Desde luego, es una norma ser prudente con las bebidas alcoholicas pero no por la lactancia sino para toda la vida. El alcohol es malo para la salud, para la madre y para el padre. Si eres de las que tomas tres copas al día, te perjudicas a ti misma pero no al bebé. Es mucho mejor el pecho, incluso si la madre toma tres copas al día que el biberón.
Incluso la leche de una madre completamente borracha se podría embotellar con la etiqueta "leche sin alcohol". Ahora bien, si algún día en una fiesta, bebe más de la cuenta y no te quedas tranquila, puede elegir no dar el pecho mientras estés visiblemente ebria, sobre todo si el bebé tiene pocas semanas.
¡Ojo! Durante el embarazo el alcohol si es peligroso, muy peligroso.
Sobre el tabaco.
Lo mismo que el alcohol, el tabaco es malo para la salud. Ahora bien, si fumas, lo mismo que si bebes alcohol, es mejor que sigas dando el pecho. el tabaco es malo, pero no tanto como para convertir la leche materna en algo peor que la leche artificial. Si no puede dejar de fumar, al menos sigue dando el pecho.
Sobre el café
La cafeína pasa a la leche, pero en pequeña cantidad. Así que puedes tomar café tranquilamente. Ahora bien, cabe la posibilidad de que un consumo exagerado de café, sumado a las bebidas de cola, el chocolate y el té, pueda alterar a algún bebé especialmente sensible.
Sobre el dolor
Puedes tomar paracetamol, ibuprofeno, diclofenaco, codeína, metamizol... y muchísimos otros. La vacuna de la gripe se puede administrar durante la lactancia.
Diabetes
A la madre diabética le conviene dar el pecho. La leche de las madres diabéticas es normal.
Cáncer
No es recomendable amamantar durante la quimioterapia (casi todos los antitumorales están contraindicado durante la lactancia). Pero las madres que ya han terminado el tratamiento.
Enfermedades infecciosas
En general, las infecciones de la madre no afectan a la producción de la leche ni a su composición y no se transmiten por la lactancia. El bebé no solo puede mamar sino que le conviene hacerlo.
Sida
El sida se transmite a través de la leche materna.

Mucho de ello sacado del libro "Un regalo para toda la vida" de Carlos González

domingo, 13 de septiembre de 2009

Sobre la conciliación laboral

Es un artículo escrito por una amiga. No tiene desperdicio, disfrutadlo. Cada vez somos más mujeres concienciadas de la verdadera feminidad. Gracias Mónica

Hola a todas:
La verdad es que el tema del anterior post me obliga a hablar. Siempre me he tenido por progresista e incluso feminista, pero ahora creo que el feminismo y los supuestos movimientos de igualdad no son más que una pantomima creada por el sistema capitalista y los medios de producción (entre los que incluyo a los gobiernos) para esclavizarnos a nosotras y a nuestros hijos. Cuando escucho el mensaje tan simple, antihumano y mercantil que el gobierno socialista reproduce en boca de sus ministras, me preguntó cómo hemos podido llegar hasta allí. Conozco la historia de España, la represión fascista de la dictadura, la nula consideración de la mujer más allá de la mera procreación en aquellos años, el aliento de la iglesia a la maternidad como un modelo sacrificado para atar de pies y manos el impulso, la energía, la creatividad y el talento de millones de mujeres. Entiendo que vivo en un país en el que las mujeres debían disfrazarse de hombres si querían ir a la Universidad... hace sesenta años. El problema es que seguimos disfrazándonos de hombres más de medio siglo después. Si queremos hacer carrera profesional debemos olvidarnos de ser madres; si queremos dirigir equipos humanos, mejor usamos las capacidades directivas propias de ellos; si queremos ascender, mejor asumir sus valores... Las ministras son buen ejemplo de este modelo de estar en el mundo: mentes masculinas en cuerpos de mujeres que sacrifican la vida personal y familiar por el poder, la gloria, el ego, la ideología o lo que sea. No las juzgo por lo que hacen, solo me gustarían que no se diera por sentado desde los poderes públicos que todas hemos de pasar por ahi, ni que me tenga que interesar más un proyecto de ley, el ascenso laboral o el obtener beneficios a fin de año, que el que mi hija comience a pintar mariposas o salte a la pata coja.
Por esto, este gobierno es incapaz de ofrecer soluciones a la llamada conciliación familiar y profesional que, en verdad, debería llamarse, plan para hacer que trabajes más. Las soluciones de este gobiernos pasan por:
- crear guarderías de o a 3 años (aun cuando hay numerosos estudios psicológicos que advierten de que las guarderías no son buenas. Este punto puede no gustar a muchas de nosotras, pero es cierto y o se asume o seguiremos viviendo engañadas, queriendo creer que lo mejor para mi hijo es lo que me dicen y lo que todas hacen. Nada más lejos de la realidad y si no lee los trabajos de Jay Belsky, psicólogo de la Universidad de Londres. Te lo resumo: "Los niños son más agresivos, cuanto más tiempo pasan en las guarderías");
- ofrecer aulas matinales y prolongar la jornada escolar hasta las cinco o seis de la tarde, de forma que los niños de cinco, siete, diez años tienen jornadas de siete y media a cuatro o seis de la tarde fuera de casa, con actividades dirigidas por adultos, en un entorno no relajado (mira la entrada titulada "Deja que los niños se aburran")... lo más probable es que estos niños sean personas con baja autoestima, nula autonomía, capacidad de pensar y decidir mermada, y, no se asusten, tendrán más probabilidades de ser maltratadores o víctimas, etc... pero aqui solo nos preocupamos cuando cuatro adolescentes violan a una niña (que es un acto horrible de violencia) y nadie pone el grito en el cielo por el acto de violencia que podemos ver cada mañana a las siete cuando salen de casa bebés y niños hacia un lugar en el que serán encerrados durante todo el día (ocho, diez, doce horas) junto a otros niños al cuidado de un solo adulto, que bastante hace procurando que aprendan a escribir como para poder llenar el vacío, la incertidumbre y la inseguridad emocional de los veinte niños de su aula.
Cuando aprieta la amenaza de una gripe, la Ministra de Sanidad, en un acto de cinismo impresionante recomienda a las madres dar el pecho... ¡ya! ¿cuándo? ¿antes de las siete y media de la mañana o después de las ocho de la tarde? ¿por qué no dice realmente que los bebés no tienen el sistema inmunológico formado y no pueden ni deben estar en un aula con otros bebés y adultos que nos sea su madre de la que está mamando, sin que signifique un riesgo para su salud cualquier infección?
Personalmente opté por dedicarme a la crianza de mi hija. Dejé el trabajo, que era muy estresante, por cierto; dejé de recibir dinero, reconocimiento social; dejé aparcados proyectos personales y, desde entonces, casi cinco años después, recibo la mirada de felicidad de mi hija, su sonrisa abierta y sus ojos brillantes y curiosos. Ahora soy feliz,no solo por que ella lo es, sino porque he encontrado en la maternidad la forma de volverme Ser Humano. No tengo nada en contra de una madre que decide dedicarse a la vida profesional por encima de la familiar (aunque sí tengo mucho que decir sobre el vínculo que la mamá y el bebé van a formar), sobre todo si la decisión es meditada y hecha desde la consciencia. Tengo mucho en contra de las políticas de conciliación ¿podriamos imitar a los paises del norte de Europa de forma que pueda pasar, al menos, los tres primeros años de vida de mi hijo con él sin renunciar a mi dinero y la vida laboral a posteriori? ¿podría optar por el teletrabajo? ¿por jornadas reducidas sin que el sueldo sea mísero? ¿podría vivir en una sociedad en la que el valor que prevalezca sea el del cuidado al Ser Humano y no el cuidado del mercado y la economía?
Lo que no puedo entender es cómo las feministas no han caido en la cuenta del machismo ímplicito en las supuestas políticas de igualdad. No soy un hombre. Soy una mujer y mi útero y mis pechos sirven para dar vida y sostenerla y quiero hacerlo. Por encima de convenios colectivos, productividad, ideologías y progreso, quiero usar mi cuerpo de mujer como me de la gana sin que curas, jefes, políticos o ministras me impongan un modelo de estar en el mundo que, por cierto, suele responder a intereses mercantilistas. Gracias por sus políticas de conciliación e igualdad pero prefiero dedicar mi vida a la felicidad y la plenitud.

Puedes copiar este artículo, reenviarlo, imprimirlo o lo que creas conveniente.

Mónica de Felipe
http://grupomaternal.blogspot.com

viernes, 11 de septiembre de 2009

Las diez claves de la lactancia materna

LAS DIEZ CLAVES DE LA LACTANCIA MATERNA


1. Amamanta pronto, cuanto antes, mejor. La mayoría de los bebés están dispuestos a mamar durante la primera hora después del parto, cuando el instinto de succión es muy intenso. Amamantar precozmente facilita la correcta colocación al pecho.

2. Ofrece el pecho a menudo día y noche. Hazte a la idea de que pasarás mucho tiempo amamantando a tu bebé durante estas primeras semanas. Un recién nacido normalmente mama entre 8 y 12 veces en 24 horas. No mires el reloj y dale el pecho cada vez que busque o llore, sin esperar a que "le toque". Así establecerás un buen suministro de leche.

3. Asegúrate de que el bebé succiona eficazmente y en la postura correcta.

4. Permite que el bebé mame del primer pecho todo lo que desee, hasta que lo suelte. Después ofrécele el otro. Unas veces lo querrá, otras no. Así el bebé tomará la leche que se produce al final de la toma, rica en grasa y calorías, y se sentirá satisfecho.

5. Cuanto más mama el bebé, más leche produce la madre. Es importante respetar el equilibrio natural y dejar que el bebé marque las pautas, mamando a demanda. No es necesario sentir el pecho lleno; la leche se produce principalmente durante la toma gracias a la succión del bebé.

6. Evita los biberones "de ayuda" y de suero glucosado. La leche artificial y el suero llenan al bebé y minan su interés por mamar, entonces el bebé succiona menos y la madre produce menos leche.

7. Evita el chupete, al menos durante las primeras semanas, hasta que la lactancia esté bien establecida. Un recién nacido ha de aprender bien cómo mamar del pecho, y tetinas artificiales como el biberón o el chupete pueden dificultar este aprendizaje.

8. Recuerda que un bebé también mama por razones diferentes al hambre, como por necesidad de succión o de consuelo. Ofrecerle el pecho es la forma más rápida de calmar a tu bebé.

9. Cuídate. Necesitas encontrar momentos de descanso y centrar tu atención más en el bebé que en otras tareas. Solicita ayuda de los tuyos.

10. Busca apoyo. Tu grupo local de La Liga de la Leche tiene la información y el apoyo que toda madre lactante necesita.

En Baza y comarca
lactanciabaza@hotmail.com
perteneciente al grupo de apoyo a la lactancia materna mamilactancia,
su sitio es www.mamilactancia.com

jueves, 10 de septiembre de 2009

Entrevista a Laura Gutman VI

Entrevista a Laura Gutman V

Entrevista a Laura Gutman IV

Entrevista a Laura Gutman III

Entrevista a Laura Gutman II

Entrevista a Laura Gutman I

miércoles, 9 de septiembre de 2009

Quiero saber...

"No me interesa lo que haces para ganarte la vida.
Quiero saber lo que ansias, y si te atreves a soñar en satisfacer el anhelo de tu corazon.
No me interesa tu edad.
Quiero saber si te arriesgarias a parecer tonto por amor, por tu sueño, por la aventura de estar vivo.
No me interesa saber que planetas estan en cuadratura con tu luna.
Quiero saber si has tocado el centro de tu pesar, si las traiciones de la vida te han abierto o si te has marchitado y cerrado por miedo a sufrir mas dolor.
Quiero saber si puedes sentarte con el dolor, el mio o el tuyo, sin intentar esconderlo, menguarlo o arreglarlo.
Quiero saber si puedes estar con la alegria, la mia o la tuya, si puedes bailar con frenesi y dejar que el extasis te llene hasta la punta de los dedos sin advertirnos que tengamos cuidado, que seamos realistas, que recordemos las limitaciones de ser humanos.
No me interesa si la historia que me cuentas es cierta.
Quiero saber si puedes decepcionar a otros para ser fiel a ti mismo, si puedes soportar que se te acuse de traicion sin traicionar a tu propia alma, si puedes carecer de fe y ser, por ello, digno de confianza.
Quiero saber si puedes ver la belleza aun cuando no sean bonitos todos los dias, y si puedes hacer de su presencia la fuente de tu propia vida.
Quiero saber si puedes vivir con el fracaso, el tuyo y el mio, y aun asi, pararte a la orilla del lago y gritar a la plateada luna llena: ¡Si!
No me interesa saber donde vives ni cuanto dinero tienes.
Quiero saber si puedes levantarte, despues de una noche de dolor y desesperacion, cansado y magullado hasta los huesos, y hacer lo que haya que hacer para dar de comer a los niños.
No me interesa donde, ni que, ni con quien has estudiado.
Quiero saber que te sostiene, desde dentro, cuando todo lo demas se desmorona.
Quiero saber si puedes estar solo contigo mismo y si de verdad te gusta la compañia que tienes en los momentos vacios.
No me interesa a quien conozcas, ni como llegaste hasta aqui.
Quiero saber si permaneceras conmigo en el centro de la hoguera sin echarte atras."


La invitacion de Oriah Mountain Dreamer.

lunes, 7 de septiembre de 2009

Qué son realmente las enfermedades

PRIMER CRITERIO
Todo cáncer ó enfermedad equivalente al cáncer se origina de un DHS (Síndrome de Dirk Hamer), que es un choque serio, agudo, altamente dramático y vivido en soledad, que toma al individuo de manera completamente inesperada. El choque del conflicto ocurre simultáneamente en la psique, el cerebro y en el órgano correspondiente.
Un DHS puede ser accionado, por ejemplo, por la pérdida inesperada de un ser querido, por una separación no prevista, por un diagnóstico o pronóstico para el cual uno no se está preparado, por un pánico repentino a la muerte, por un enojo o preocupación inesperada, por un sentimiento repentino de abandono, o por un temor o amenaza inesperada.
Inmediatamente, el choque conflictual interrumpe las funciones biológicas normales del organismo. Para poder manejar el evento, el cerebro activa instantáneamente un Programa Biológico Especial y Significativo, creado para contender exactamente con esa situación en particular. Desde el momento en que ocurre el DHS, todo el organismo se mantiene ocupado

La quintaesencia

Cada llamada ”enfermedad“ tiene que ser entendida como un PROGRAMA BIOLÓGICO SIGNIFICATIVO DE LA NATURALEZA, creado para resolver un conflicto biológico inesperado.

Ejemplo: Una mujer camina de la mano de su hijo por la acera. De repente el niño deja de tomarla de la mano, corre hacia la calle y es alcanzado por un automóvil. En el momento que la madre ve a su hijo herido ella sufre, en términos biológicos, un conflicto de preocupación madre-hijo y en una fracción de segundo el programa biológico especial para este conflicto en particular es encendido.
Un DHS de preocupación madre-hijo siempre impacta en el área del cerebro que controla la función de las glándulas mamarias. Debido a que, en términos biológicos, una cría lastimada se recupera más rápido cuando recibe más leche, se estimula inmediatamente la producción de leche extra incrementando el número de células de las glándulas mamarias. Aunque la madre no esté dando lactancia, el evento acciona el inicio de esta respuesta como lo ha estado haciendo durante millones de años. Mientras la mujer se encuentre en la fase activa del conflicto (por ej. porque el niño se encuentra todavía en el hospital), las células mamarias se continuarán dividiendo y multiplicando, formando lo que comúnmente se denomina un tumor de glándula mamaria. Si la mujer es diestra, el tumor estará en su seno izquierdo; si la mujer es zurda su seno izquierdo será el afectado (Lateralidad).
Tan pronto como el conflicto es resuelto (digamos que, el niño deja el hospital), el tumor deja de crecer inmediatamente. Debido a que el niño se encuentra fuera de peligro, no hay más necesidad de producir células extra de las glándulas mamarias. Durante la fase de curación las ahora superfluas células son degradadas con la ayuda de micobacterias, las cuales han sido entrenadas para hacer exactamente eso. Si la fase de reparación no es interrumpida, por ejemplo por medio de activar un raíl, el tumor será completamente eliminado cuando el proceso de curación se haya completado
Existe un aspecto casi espiritual para estas simples verdades...
Todas las llamadas enfermedades tienen un significado biológico especial. Mientras antes considerábamos a la Madre Naturaleza como falible, y teníamos la audacia de creer que ésta constantemente comete errores y causa descomposturas (crecimientos cancerosos degenerativos, malignos y sin sentido, etc.) ahora podemos ver, a la par que nuestra magnificencia cae de nuestros ojos, que fueron y son nuestra ignorancia y orgullo la única tontería en nuestro cosmos.
No podíamos entender una totalidad tan tejida, y entonces trajimos hacia nosotros esta medicina brutal, sin sentido y sin alma. Llenos de asombro, ahora podemos entender por primera vez que la naturaleza es ordenada (ya sabíamos eso) y que cada cosa que ocurre en la naturaleza tiene un significado, aún en el marco del todo, y que los eventos que llamamos enfermedades no son alteraciones que tengan que ser reparadas por aprendices de hechiceros. Podemos ver que nada es falto de significado, maligno o enfermo.

© Dr en Medicina. Magister en Teología. Ryke Geerd Hamer
http://free-news.org/NMG_Las_cinco_Leyes_Biologicas-pag.htm

En el parto como en el sexo

Adriana Tanese Nogueira

Para comprender el parto sobre una óptica diferente de aquella médica, es preciso asociarla a la sexualidad.
Muchas mujeres piden socorro porque tienen miedo al parto, están asustadas con lo que oyeron y vieron en hospitales públicos, novelas y cotilleos perinatales que siempre surgen.
El abordaje al parto no podrá cambiar si permanece en terreno médico. Por eso no es suficiente decir que el parto es fisiológico; a pesar de ser esto pura verdad, no constituye un aval para transformar la postura interior de la mujer.
Si, en vez, pensamos que el parto es cómo una relación sexual, podemos usar la metáfora de sexualidad para comprender mejor las exigencias que un parto demanda. El parto, cumplimiento de un proceso que se originó en una relación sexual, conserva con esta la misma esencia. Vamos entonces a ver cuál es esta.

Para que una relación sexual sea placentera usted precisa de:
- Como mínimo, gustar del compañero y él gustar de ti;
- Sentirse segura y a voluntad;
- Sentirse respetada;
- Sentirse concentrada;
- Sentirse relajada (física y mentalmente)
- Sentirse libre para expresar lo que siente, quiere y piensa;
- Estar con tesón!
- Tener intimidad y privacidad;
- Tener tiempo a voluntad;
- Tener algún conocimiento sobre sexualidad y reproducción;
- Estar bien con uno mismo (no estar angustiada con otras cosas y si lo estuviera conseguir resolverlo)
- Estar, en fin, enteramente presente.

Lo mismo vale para el parto:
- Precisa sentirse aceptada y acogida por las personas que están a su alrededor;
- Precisa sentirse segura (saber que nada extraño, extravagante y peligroso acontecerá);
- Sentirse respetada;
- Estar concentrada;
- Estar relajada (dejar acontecer);
- Sentirse libre para expresar lo que siente, quiere y piensa; ser libre para levantar, andar, girar, agacharse, callar, gritar, cantar, acostarse, beber…!
- Estar en trabajo de parto!
- Tener intimidad y privacidad;
- Tener tiempo a voluntad;
- Tener algún conocimiento sobre trabajo de parto y parto;
- Estar bien con uno mismo;
- Estar igualmente presente en tu parto, entera

Una relación sexual en que usted es pasiva y no activa no puede ser placentera. Igualmente un parto en el que usted es solamente un paciente no va a ser satisfactorio. Usted sufre violencia en una relación sexual cuando usted es cohibida a hacer o dejar de hacer lo que usted no quiere, no elige y no consiente en hacer. Todas las veces en que no somos protagonistas de los episodios de nuestra vida, ellos se presentan como amenazadores, tenemos miedo, nos sentimos a merced y nos tensiona. En el parto la falta de información y de reciprocidad transforma la experiencia en un acto de violencia, o en pésimo recuerdo. Una mujer-objeto (de la acción del médico) no puede abrirse, sino a la fuerza; solamente una mujer activa puede hacer el acto de dar a luz.

domingo, 6 de septiembre de 2009

Diario de una luna. 21 de agosto

Hoy ha sido un día muy denso.
Un mensaje me ha conectado con el daño causado.
He sentido dolor, he vuelto a sentir culpa.
Me he conectado con la Madre, le he pedido ayuda... quiero descansar, quiero el abrazo, quiero sentir que está bien lo que hago, quiero el perdón...
A la par, realidades paralelas, el teatro, la gran función... que no se cree nadie o que no me creo yo.
El monólogo constante y cansino, el yo, el ego. La distorsión, el chirrie...
La vampiro de energía ¿qué estoy haciendo aquí?
Algo no me vibra bien.
Saco una carta del tarot de Osho: El Rebelde

Diario de una luna. 20 de agosto

Hemos empezado. 5'30 de la mañana.
No me ha costado.
Limpieza de chakras.
Todo suena muy bien.
Me he sentido cuidad/mimada por la madre. Ella está ahí siempre.
Siento que estoy en el camino, aunque mi yo no sepa muy bien cual es.
Me es fácil sentir, me es fácil ver, me es fácil comunicarme y todo eso es nuevo en mi.
¡¡Alhandullila!!
Ya acostada envío amor a mis hijos, los visualizo, y veo como esa onda de amor los abraza.

Diario de una luna. 19 de agosto

Viajamos Al Parque.
Vamos al encuentro de algo especial, vamos a realizar un curso de sanación, un curso reparador de nuestro ADN.
No sé muy bien que es, si sé, es una aventura.
Estoy abierta a recibir/percibir.
Estoy contenta.

Diario de una luna. 18 de agosto

Mañana de librería. Me gusta meterme en librerías grandes donde me distraigo embobada tanto con mis libros como con las de los peques.
Cientos de cositas que no se ven en mi pequeño pueblo.
Soy como una niña disfrutando entre portadas y contraportadas, cuentos y comics.
Libros que he descubierto:
Los nueve peldaños, para mi.
Lina y Luna, para Lucía.
La historia de los Gormiti, para Álvaro.
El tarot de las brujas, para la bruja de la casa jajaja
No me he comprado nada.
Rica comida familiar.
Super siesta.
Playa con buenos amigos y cenita con entrañable conversación...
Ummmm ¡qué ricas vacaciones!
Me gusta el mar.

Diario de una luna. 17 de agosto

Día de sol y baño.
Tranquila, muy tranquila.
Mente parada.
Disfrutando el presente.
Juegos de agua con la niña.
Comina familiar.
Paseo por los tenderetes.
Primera noche de paseo junto al mar, solos, romántico, muy romántico, sensual...

martes, 1 de septiembre de 2009

Carta de agradecimiento

GRACIAS A LA MADRE.
GRACIAS AL ESPACIO YIN UNIVERSAL.
GRACIAS POR HABERME HECHO MUJER.
GRACIAS POR EL REGALO DEL ÚTERO, POR HACERME CO-CREADORA CONTIGO, DADORA DE VIDA, HIJA DE LA DIOSA.

GRACIAS POR HACERME BUSCADORA INCANSABLE DE ALGO MÁS. POR HACERME FUERTE Y FLEXIBLE, POR DARME LA CAPACIDAD DE JUGAR CON LA VIDA, POR DARME LA POSIBILIDAD DE CREERMELO TODO Y DE NO CREERME NADA.

GRACIAS PORQUE ME HAS NUTRIDO CON UN CORAZÓN GRANDE, CAPAZ DE AMAR, DE DAR TERNURA, DE ABARCAR, DE SOBRECOGERSE, DE EMOCIONARSE, DE SENTIR AMOR...

GRACIAS POR LLENAR LA VIDA PARA EL DISFRUTE DE MIS SENTIDOS.
GRACIAS POR EL PADRE SOL QUE ME CALIENTA, POR LA BRISA MARINA QUE AHORA SIENTO EN MI ROSTRO, POR EL AGUA QUE ME REFRESCA, POR LOS ÁRBOLES QUE ME COBIJAN Y ME PROTEGEN, POR EL AROMA Y LA BELLEZA DE LAS FLORES...
GRACIAS POR LOS LABIOS QUE BESO Y LOS BRAZOS QUE ME ABRAZAN.

GRACIAS POR EL NECTAR BLANCO Y DULCE QUE BROTA DE MIS PECHOS Y ME POSIBILITA ALIMENTAR CON AMOR A MIS CRÍAS.
GRACIAS POR EL SAGRADO ROJO QUE CADA MES NUTRE MI VAGINA.

GRACIAS POR LA COMIDA QUE CADA DÍA HAY EN LA MESA PARA MI Y MI FAMILIA.
GRACIAS POR LA CASA QUE ME COBIJA Y POR LOS SERES QUE ME AMAN...

GRACIAS POR CADA INSTANTE DE VIDA QUE VIVO CON CONSCIENCIA.

Diario de una luna. 16 de agosto

Un día curioso, sobre ruedas je je.
Viajamos en autobus hasta Denia. ¡Cuánto tiempo sin montar en bus! Me lleva a momentos pasados, a cuando era estudiante, macutos, gente, números de asiento, andenes... pero ahora voy con Sunie y la bebé.
El viaje bien, fue pero pensarlo que realizarlo.
Y al llegar la recompensa... el mar, el bañito...
Neith se ha bañado tres veces ¡le encanta elmar! Y ahora duerme como un angelito.
Estoy rendida.